Tras un largo parón veraniego, en el que me tomé la licencia de prolongar mis vacaciones del mundo blog, así como de mi cuenta en twitter, para dedicarme a otros menesteres, como viajar, aprender a hacer surf, y  ver y/o críticar a esa maravillosa teleserie llamada Frágiles, a.k.a #frágiles #tróspido.

Vuelvo con una entrada que sirve como complemento a las entradas dedicadas a la heminegligencia. No engañaré al lector, es una entrada con poco contenido práctico en lo que se refiere a la terapia, pero interesante (bajo mi criterio) en lo que se refiere a los conocimientos que alguien que se dedique a la neurorrehabilitación debe tener para entender el porqué de muchas de las afecciones que le ocurren a nuestros pacientes.

Os presento al lóbulo parietal (en verde)

El coloreado en verde.

La corteza cerebral humana tiene un grosor entre 1,5 y 4 mm, una superficie de unos 0,2 metros cuadrados, conteniendo alrededor de 10 mil millones de neuronas.

El lóbulo parietal ocupa la región superolateral y medial del hemisferio cerebral, a grandes rasgos sus funciones principales y áreas corticales son:

Área somestésica o somatosensitiva primaria (S1)

Localizada en: Áreas 3,2 y 1 de Brodmann.

La mitad contralateral de la superficie corporal se mapea somatotópicamente en la región S1 de cada hemisferio, estamos hablando ni más ni menos, que del “Homúnculo sensitivo”. El tamaño del área cortical asociada a cada parte del cuerpo es directamente proporcional al número de receptores sensitivos presentes en dicha región.  Su representación somatotrópica es especialmente significativa en boca y manos, ya que el control motor de estas partes del cuerpo requiere de una importante información sensorial.

La corteza somatosensitiva primaria, es un área de gran capacidad plástica, es decir, el uso favorece la expansión de la representación del área del cuerpo que ejercitemos.

Aferencias:

-Núcleos ventrales posterolateral y posteromedial del tálamo (información estereoceptiva, como dolor, temperatura, y tacto. Así como, propioceptiva.)
-Corteza motora adyacente.
-S1 contralateral a través del cuerpo calloso.

-La parte anterior de la circunvolución recibe un gran número de fibras aferentes desde los haces musculares, órganos tendinosos y receptores articulares. Esta información sensitiva se analiza en las columnas verticales de la corteza sensitiva , desde donde se dirige hacia delante, en dirección a la corteza motora primaria, donde tiene una gran influencia en le control de la actividad músculo esquelética.

Eferencias:

-Corteza motora.
-S1 contralateral a través del cuerpo calloso.
-Corteza de asociación somatosensorial en la corteza parietal posterior.
-Núcleos ventrales posteriores del tálamo.

Aunque la mayoría de las sensaciones alcanzan la corteza desde el lado contralteral del cuerpo, parte de la región oral se dirige al mismo lado, y las de la faringe, laringe y periné van a ambos lados.

Área somestésica o somatonsensitiva secundaria (S2)

Localización : Zona caudal del la circunvolución poscentral.

La representación del cuerpo en esta área es bilateral, con predominancia contralateral y es inversa a la de S1, de forma que las dos áreas de la cara son adyacentes entre sí.

Área de integración muy importante, recibe información somática, visual, auditiva y vestibular que contribuye a formar nuestra representación interna en el esquema corporal.
Los pacientes con lesiones en ésta área tienen problemas orientación espacial, el paciente ve y siente el movimiento, pero como las informaciones no se integran bien a causa de la lesión, éstos presentarán una relación alterada con el espacio que les rodea, ya que para orientarnos en el espacio, es necesario que todas las informaciones se integren correctamente.

A su vez, ésta área está implicada en nuestra imagen corporal (aspectos emocionales distintos al del esquema corporal),  y esta implicada en la dirigir la atención de un objeto a otro en el campo visual.
Estudios recientes, parecen indicar la implicación de esta zona en la percepción consciente a estímulos dolorosos.

Conexiones eferentes:

-Conexiones ipsilaterales y contralateraes con S1
-Núcleos ventrales posteromedial y centrolateral del tálamo.

Área de asociación somestésica.

Localizada en las áreas 5 y 7 de Brodmann.

Su principal función es recibir e integrar las diferentes modalidades sensitivas, lo que permite reconocer la forma, el tamaño y la textura de los objetos por contacto. Su lesión produce esteroagnosia. Esta corteza es más integradora. Tiene relación con la memoria cinestésica (memoria del movimiento).

Aferencias:
-Áreas somatosensitivas primarias
-Conexiones recíprocas con diferentes núcleos del tálamo.

Eferencias:

-Conexiones con otras áreas sensitivas de la corteza.

 

 

Cabeza en: Lippert Herbert. Anatomía con orientación clínica. 4º edición. Madrid. Marbán libros.2010. p543-662

Aportaciones a la neuroanatomía humana; En: Cano de la Cuerda. Collado Vázquez. Neurorrehabilitación. 1º edición. Madrid.  Editorial Médica Panamericana. 2012 p 1-13.

Estructura y localización funcional de la corteza cerebral. En: Snell. Neuroanatomiía Clínica. 7º edición. Barcelona. Wolters Kluwer, Lippincot Williams & Wilkins. P284-303

Apuntes cursos diversos.

Imágenes obtenidas en google imágenes y en http://www.sciencephoto.com/