El post de esta semana, iba a ser completamente distinto al que leeréis a continuación, pero el desarrollo de los hechos, y el que no me quite de la cabeza lo sucedido el pasado viernes, me han llevado a pediros ayuda por aquí. Lo narrado en este post, ha sucedido de verdad. Como es lógico no puedo poner ni nombres, ni datos del paciente, pero si lo suficiente para daros una idea de lo que pasó.

Voy a ello:

El pasado viernes, se cumplía un año desde que a un paciente que trato, tuviese una hemorragia cerebral. Uno de los pocos aniversarios que no gusta celebrar.
El paciente, llevaba meses aseverando que el viernes 13 en cuestión le iba a repetir el derrame “me va a pasar algo” , “ no dejo de pensar en eso” , “ lo veo venir” eran muchas de sus frases.  El servicio de psicología del centro, trabajó con él en sesiones la racionalización del hecho, y exponiendo lo poco probable que sería una repetición.
Y llegó  el temido día, el paciente acude al centro con una actitud que no variaba con respecto a los meses y días pasados, nervioso pero con ánimo de trabajar. La psicóloga y servidor, decidimos que mejor hacemos una sesión diferente y nos llevamos al paciente a caminar a la calle.
Terminamos la sesión, y el paciente se queda esperando a que lo vengan a recoger en la sala de espera.

Dos minutos después estaba convulsionando. Crisis tónico-clónica, con pérdida de conciencia.
Los médicos no concluyen nada, no se explican la crisis con la excepción de que a este tipo de pacientes le suelen pasar estas cosas.

¿Nos encontramos ante un caso de sugestión pura y dura? La explicación o más bien interpretación del hecho que presenciamos junto con lo que conocemos del paciente y lo que nos contó cuando volvió al centro fue:

– Un estadío de alerta permanente (miedo a la repetición el día 13), que desaparece y se convierte en primer lugar en un estado de euforia ( paseo callejero) y posteriormente en un estado de relajación (sesión terminada, me voy a casa), pudo producir que el sistema nervioso optase por liberar la tensión acumulada durante estos meses, cuando éste creyó que el peligro había pasado y se eliminaba el estado de alerta. (Poco fundamente científico …)

-La sugestión de que tenía que pasar algo, acabó provacando que pasase algo.

Puede que las conjeturas a las que he llegado, os choquen mucho.Al menos yo no tengo conocimiento de que una crisis se pueda provocar de esta manera, y por lo que parece los facultativos que lo vieron durante varios días, tampoco.

En cualquier caso, cualquier otra interpretación de los hechos, será de agradecer